· El cuero es piel,  si se le dedica tiempo a su limpieza e hidratación, su color y textura durarán más.
.
· Comienza sacando el polvo con un paño de algodón seco.
· Aplica betún incoloro para cuero normal o grasa de caballo para cuero graso.
· Puedes darle brillo con un cepillo suave al terminar la limpieza.
· Para el cuero metalizado se debe tener en cuenta que la fricción puede desgastar su brillo. Te aconsejamos cuidarlos con silicona multi-uso que es más suave que el betún (siempre incoloro) y más recomendable para los cueros de este tipo.
· Los días de lluvia procura elegir zapatos con planta de goma, ya que la suela natural, al ser hecha de cuero, absorbe la humedad. Así mismo, la planta de suela mantiene los pies más frescos durante el verano, ya que permite que el zapato respire.
||
||
||